Todos los días tenemos la oportunidad de decidir que hacer con nuestro lenguaje, podemos bendecir o maldecir, decir bien o decir mal de las personas,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *